5 Mitos que debes derribar hoy mismo para ser un Emprendedor

Rafael Hernández Pérez
Rafael Hernández Pérez

"Despierta al Emprendedor que hay en Ti"

Para iniciar una empresa, puedes o no tener mucho dinero, puedes o no tener una personalidad carismática, puedes o no tener miedo, sin embargo no permitas que esto te paralice al momento de tomar decisiones.

Como afirmó Peter Drucker “Donde hay una empresa de éxito, alguien tomó alguna vez una decisión valiente”.

Para maximizar tus probabilidades de éxito al momento de emprender, es necesario advertirte sobre algunas ideas muy comunes que nos impiden creer que esto del emprendimiento es para nosotros.

Aquí te presento 5 mitos que nos imposibilitan emprender y algunas razones que te ayudarán a romper las barreras que te frenan para dar el primer paso:

Mito #1. Para ser emprendedor se necesita mucho dinero

Para montar una empresa sin duda alguna se requiere contar con un capital que te permita adquirir las herramientas, materia prima, pago de tramites, acondicionamiento del negocio, etc. Todo depende del tamaño y giro en el que desees emprender.

Sin embargo, no es el dinero por sí solo lo que te hace ser un emprendedor. Muchas personas han acumulado grandes cantidades de dinero y posteriormente crean una empresa, sin embargo a los pocos meses o años de haber iniciado su actividad, fracasan y cierran.

Por el contrario, personas que han iniciado con muy poco capital, gracias a su trabajo, esfuerzo y sus habilidades personales, han logrado hacer crecer sus negocios y obtener buenas ganancias con ellos.

Emprender es una acción humana independientemente de que se tenga o no una empresa. Es tomar iniciativa, innovar, generar ideas, intentar cosas. Lo podemos hacer en el hogar, en la escuela o en cualquier trabajo que estemos desempeñando.

Si tienes en mente iniciar una empresa y tienes desarrollado el espíritu emprendedor, no te será difícil tomar la iniciativa para investigar los pasos que debes dar para crearla, los costos que demandará y la estrategia para capitalizarte.

Por el momento, solo quiero que te quede claro que más allá del dinero, lo que hace a un individuo ser emprendedor es la acción continua de aprender y practicar.

Mito #2. El emprendedor debe hacer de todo

Hay muchos ejemplos de emprendedores exitosos que realizan a la perfección todas las actividades que requiere la empresa para funcionar adecuadamente, sin embargo no es una regla general.

Si bien es cierto que el emprendedor debe comprender y conocer todo el funcionamiento de la empresa, debe incorporar un buen equipo de trabajo para que le ayude a cumplir los objetivos de la organización.

Crear sistemas, reclutar y capacitar al equipo, delegar efectivamente, clarificar la visión y la misión, alinear los procesos, etc. son herramientas que permitirán el adecuado funcionamiento de la empresa, sin necesidad que el propietario esté presente siempre.

Recuerda que la empresa te ayudará a intercambiar productos y servicios a favor de la comunidad, pero también aportará ganancias que permitan tu crecimiento económico y vivir una vida con mayor satisfacción y equilibrio.

Una de las tareas que tendrás como emprendedor, será diseñar tu negocio para que pueda funcionar de manera independiente a ti, lo cual no significa que no debas asumir algunas funciones específicas, pero esto no será una limitante para tomar vacaciones de vez en cuando y atender otras actividades que la vida demanda en el seno familiar y comunitario.

Mito #3. Todos los emprendedores son personas muy valientes

La experiencia de numerosos emprendedores que conozco, no coinciden con esta afirmación. Por el contrario, varios de ellos, han tenido mucho miedo e inseguridad antes de iniciar su empresa e incluso hoy tienen empresas exitosas y ello no les ha quitado el temor.

Por otra parte, el miedo es una emoción humana que nos protege de muchos males, por ello, nos preparamos, nos anticipamos, nos protegemos y hacemos cosas que nos ayudan a planificar nuestro éxito.

No permitas que el miedo te neutralice, por el contrario, permite que se convierta en un incentivo adicional para prepararte mejor y lograr que tus sueños de emprender se hagan realidad.

Mito #4. El emprendimiento es solo para personas que tuvieron familiares emprendedores

Debemos reconocer que la formación que recibimos en el hogar es importante para nuestro desarrollo y éxito personal y profesional.

Continuamente el padre o la madre se esfuerzan por darnos los mejores consejos e ideas para nuestro progreso.

Sin embargo debemos romper con la idea limitante que esa formación es determinante para lograr el éxito en los negocios, sobre todo si nosotros no tuvimos la oportunidad de tener padres o familiares emprendedores.

El emprendimiento es una ciencia y un arte que se puede aprender y desarrollar, pero sobre todo una práctica que debemos ejercitar continuamente, y ello incrementará nuestras probabilidades de éxito.

“No todos los hijos de empresarios se han dedicado al emprendimiento, ni todos los emprendedores tuvieron padres que lo hayan sido”.

Mito #5. Todos los emprendedores tienen una personalidad carismática

Un gran número de personas tienen la idea de que para tener éxito en los negocios es necesario tener una alta dosis de carisma.

Por supuesto que en el mundo del emprendimiento hay personas con mucha carisma, sin embargo está por sí misma no les hace emprendedores.

Hay personas que tienen una personalidad introvertida y han logrado consolidar grandes empresas.

Debemos comprender que una empresa se conforma de múltiples procesos, sistemas y elementos que se deben orquestar armónicamente, para ofrecer bienes y servicios a un mercado que requiere de ellos para la satisfacción de sus necesidades.

Con esto no quiero decir que el carisma no tenga ningún valor. Por el contrario, en el proceso que las personas recorren para fortalecer sus habilidades empresariales, será de mucha utilidad que se desarrolle la personalidad carismática.

Lo que sí puedo adelantar y pienso que será de mucho aliento para quienes no tienen este tipo de personalidad, es aclararles que el carisma es un estado mental y emocional.

La gente que tiene carisma piensa y actúa diferente. Sabe quiénes son y lo que valen. Nutren sus pensamientos con ideas positivas y buscan tener una autoestima saludable.

El emprendedor carismático se preocupa por las personas: clientes, proveedores, equipo de trabajo y la comunidad en donde viven.

Los emprendedores que no tienen carisma se enfocan solamente en sí mismos y en lo que ellos pueden ganar por cada transacción o trato con las demás personas.

A manera de conclusión

Como puedes ver, hay muchos pensamientos que limitan nuestro desarrollo como emprendedores, prepararnos continuamente es una estrategia eficaz para destruir las tendencias que detienen nuestro crecimiento.

Si has llegado hasta este punto de la lectura, estoy seguro que ahora tienes una mayor claridad de las ideas que te limitan a ti o a las personas a tu alrededor que han querido iniciar algún proyecto pero no lo han hecho.

Espero que las reflexiones compartidas te ayuden a dar el primer paso en el proceso de emprendimiento y a formar parte de este movimiento que despertará el espíritu emprendedor de miles de personas.

¿Sabes de algún otro mito que límite a las personas para entrar al mundo del emprendimiento? Espero que lo puedas compartir en el apartado de los comentarios. Recuerda que todos tenemos mucho que aprender y mucho que aportar.

Muchas gracias por el tiempo invertido y no olvides que aprender y emprender pueden cambiar tu vida y la vida de muchos.

Hasta la próxima.

Rafael Hdez CIRCULAR OK



Rafael Hernández Pérez





Emprendedor | Consultor | Blogger

+4

There are no comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Negocios del futuro
3 Señales de Alerta para los Negocios del Futuro

Si bien es cierto que las crisis traen consigo oportunidades, también es cierto que traen consigo escasez, necesidad, deuda, quiebras, desempleo, hambre, depresión, enfermedad, muerte y muchas situaciones más que generan angustia, tristeza y dolor. Por ello, debes tener en cuenta las siguientes SEÑALES DE ALERTA:

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart